Dijo mi mejor amiga, “es asqueroso” frunciendo su rostro y sacando la lengua, con un tono de juez que ha sentenciado su veredicto. “Es para ese tipo de gente medio hippie rara, ¿ya sabes cómo no?

Silencio, imaginé a un tipo de madre que dobla cerros de telas, llevando de aquí para allá la popó con un niño llorando inconsolable. No, no es el escenario en el que a una persona le gustaría encontrarse.

Tiempo después, sentada frente a un escritorio y con pocos meses de embarazo, revisaba todo cuanto se requiere para estar lista en tan importante aventura, un tema que parecía importante rondaba por mi cabeza: ¿pañales de tela? ¿De verdad ignoraría las ideas preconcebidas que hasta ahora había tomado como ciertas y me negaría ahorrar miles de pesos gracias a mis prejuicios, era tan difícil lograrlo? ¡Oh, pero parecían tan hermosos!

Leí numerosos blogs, cada artículo que encontraba lo devoraba. Miles y miles de videos, para ver ventajas, desventajas, tipos, etc. Hoy sé, que lo mejor es una marca de pañales mexicanos pensados para bebés mexicanos, que tengan fibras naturales (inserciones) incluidas, con resortes, con tela pull (que no escurre), que cumplan con estándares de calidad en cuanto a telas y lo último fue decidirme por qué modelo elegiría.

Las mamás que los prueban,  estan dispuestas a compartir información sobre pañales de tela y para mí, no hay mejor recomendación.

TELLA PULL: 

Los mejores pañales son aquellos que tienen un recubrimiento de tela respirable pero que a la vez evita escurrimientos. ¡Fue una gran sorpresa saber que una tela fuera impermeable y a la vez respirable!

PAÑAL CON INSERTOS: Aunque es cierto que hay pañales que vienen “todo incluido” la posibilidad de utilizar insertos ofrece la posibilidad de agregar uno más y volverlo nocturno. Para mí ha resultado de lo más cómodo. 

VELCRO: Que un pañalito cuente con velcro es de gran ayuda, porque permite ajustar a la pancita del bebé, aún cuando éste, se encuentre inflamado.

RESORTES: Los resortes entrepiernas ayudan perfecto con el ajuste de la pierna del bebé, asegúrate de que no esté muy flojo (ese fue mi principal temor), no lastiman la piel del bebé y sabes que está bien ajustado cuando puedes recorrer tu dedo meñique.

¿CÓMO LAVAR PAÑALES ECOLÓGICOS?

(Antes de usarlos)

Es necesario seguir las instrucciones de lavado que la marca recomienda. Hay que separar los insertos del pañal, recuerda que no retienen manchas ni olores, pero no los mezcles con la ropa del bebé, porque la ropita no tiene esa misma característica y puede olerse.

  1. Quita los excesos en el lavadero
  2. Coloca en la lavadora y agrega detergente biodegradable. No excedas la cantidad de detergente, pues si no se enjuaga correctamente, los pañales pierden capacidad absorbente.
  3. Ciclo fuerte. 

¿CUÁNTOS NECESITO?

Un promedio de 15 a 20 pañalitos. (si usaras desechables, utilizarías alrededor de 6000)

¿Y tú, ya los utilizas? Cuéntanos tu experiencia o platícanos tus dudas.