No lo neguemos, todas tenemos dudas antes de comprar una copa menstrual por primera vez, algunas chicas se animan a preguntar directamente, pero hay quienes prefieren no hacerlo. Hoy, decidimos compartirles la dudas que generalmente nos preguntan a través de nuestro correo o por mensajes.

¿Qué es una copa menstrual?

Bueno, muchas ya lo sabemos. Está hecha de silicona de grado médico. Colecta el flujo menstrual y tiene una vida útil de hasta 10 años.

¿Por qué usarla?

Porque no utiliza líquidos gelatinizantes, no generas basura y no deja residuos dentro de tu cuerpo. ¿Te ha pasado que usas un tampón y  resulta que absorbe más de lo que necesitas? Cuando lo extraes, hay una sensación de sequedad; la copa menstrual, por el contrario, puedes utilizarla desde el el primero hasta el último día de tu menstruación. No es cara, la tienes siempre a la mano, no huele, es discreta y no está asociada al Síndrome de choque tóxico.

¿Cuál es el tamaño ideal?

Bueno, depende de cada persona y su tono muscular. En realidad, en ecópolis recomendamos por regla general usar talla chica si nunca has tenido partos vaginales y eres menor de 30 años. Grande si has tenido hijos o eres mayor de 30. Sin embargo, lo peor que puede ocurrir es que tengas que hacer más cambios durante el día, pero nada de qué preocuparse.

¿Son asquerosas? 

No, no realmente.

¿Cómo se pone?

Existen varias formas de doblarlas, pero lo más importante es que ésta, debe regresar a su forma original una vez que se encuentra dentro de tu cuerpo, debe abrir.  Quizá al principio y porque no estas familiarizada con tu anatomía, no lo notes, pero con el tiempo sabrás cuando haya abierto y si no lo hace, basta con sacar un poco para liberar aire comprobando su posición con tu dedo índice.

¿Se siente?

No, no debería. Al principio  es relativamente común que la dejes algo baja y se sienta, pero no debe sentirse.

¿Escurre?

No si esta bien puesta. Revisa con tu dedo índice para saber que abrió correctamente.

¿Por qué hay unas tan baratas en internet?

Actualmente las marcas con gran trayectoria en otros países, luchan por conseguir los permisos en México, desafortunadamente esto ha traído como consecuencia que sea la piratería quien abastece el mercado y sean las marcas chinas, quienes logran pasar las aduanas. Sin embargo, no cuentan con certificaciones adecuadas y sus materiales son de dudosa calidad. ¡En serio, si lo usas en tu cuerpo, no te arriesgues por unos pesos!

¿Me sirve una copa si tengo ciclos muy abundantes?

Sí. Aunque quizá tengas que vaciarla más frecuentemente o incluso con los mismos intervalos que usabas con toallas y tampones.

¡Ayuda! No puedo sacar mi copa menstrual.

Lo más importante es que no entres en pánico, tu copita no irá a ningún lado… de veras. Relájate, respira e intenta nuevamente, si te estresas, tus músculos se tensarán y te resultará más difícil de lo que en realidad es. Inténtalo, verás que con la práctica será tan sencillo como cambiar un tampón.

¿Cómo se limpia?

Enjuágala al ir al baño, puedes utilizar el gel antibacterial para copa menstrual y no olvides hervirla en el vaso esterilizador o estufa, al principio y al final de tu periodo menstrual.

¿Y si me anda del baño, debo retirarla primero?

No. Afortunadamente no es el mismo orificio por el que orinas que por el que menstruas. Quizá al pujar pueda bajarse ligeramente, si eso pasa, sólo presiona con tus dedos hacia arriba (lávate las manos) y volverá a su lugar.

¿Puedo hacer ejercicio con ella?

Sí, sin ningún problema. Puedes usarla hasta 12 horas.

¿Puedo usar una copa si soy virgen?

Sí puedes, porque la copa se posiciona más abajo del himen. Sin embargo, es una decisión personal y cabe recordar que el himen puede romperse  incluso, al andar en bicicleta.

¿Puedo tener relaciones sexuales con ella puesta?

Quizá sexo oral, ya que no hay escurrimientos, ni olores.

¿Puedo usar mi copa menstrual para el puerperio o después  del nacimiento de mi bebé?  

No se recomienda para el sangrado después del parto; sin embargo puedes utilizarla cuando tu doctor te indique que estás lista para volver a usar tampones. Toma en cuenta que el tono muscular después del parto puede cambiar, así que si notas que no funciona apropiadamente, retírala y dale unos meses antes de usarla.