Lo primero que debes hacer es relajarte y estar segura de que tu copa te va funcionar de maravilla, sí, es probable que el primer día que la uses te cueste trabajo introducirla o retirarla y tendrás una mini pelea con la susodicha, además no vas a poder olvidar que la traes puesta, pues es algo nuevo, pero no te preocupes, con el tiempo ni te vas a acordar. Recuerda, la práctica hace al maestro. Las primeras veces que uses tu copa menstrual, usa un pantiprotector o toalla (si es de tela mejor) para evitar mancharte, una vez que te sientas segura de usar tu copa sin “protección” extra, pues ya aprendiste a colocarla correctamente, podrás olvidarte de las toallas.

 

Debes introducir la copa hacia tu espalda, pues en esa dirección la vagina tiene una curvatura natural.

Prueba varios dobleces y encuentra el que más  te acomode nuestras recomendaciones para iniciar son doblez en C o tulipán (punch down). También prueba diferentes posiciones, una recomendación personal es sentada hasta atrás en la taza del baño, con las piernas abiertas introduce la copa hacia atrás y asegúrate de que abra moviéndola de un lado a otro, tómate tu tiempo para acomodarla, con la práctica podrás colocarla muy rápido. Por favor, evita desesperarte pues podrías lastimarte y nadie quiere eso sí ya hiciste varios intentos y no puedes, déjalo e inténtalo más tarde.

Con el uso aprenderás a calcular cada cuántas horas necesitas vaciar tu copa pues cada organismo es diferente y el flujo es variable incluso entre los días. Al principio revísala cada 4 o 5 horas, al usar la copa ya no sentirás el bajón así que si comienzas a tener esa sensación significa que estas teniendo una fuga o tu copa ya esta llena, y es hora de ir a ver qué sucede.

Ahora, ¿Cómo extraerla? una pregunta recurrente es si la copa no se puede ir, y la respuesta es no, pues la vagina mide de 10 a 15 cm (cada mujer es diferente) y está topada por el cuello del útero o cervix (un orificio muy pequeñito que conduce al útero) por donde no pasa la copa. Entonces lo único que hay que hacer cuando la copa se sube un poquito más, es pujar (como cuando vas al baño) la copa baja y podremos alcanzarla, la jalamos apoyándonos del apéndice (palito) y ya que podamos poner el dedo índice y pulgar sobre la base de la copa presionamos para romper el vacío y la copa ya no haga resistencia al salir (ni una obra de arte abstracta en tu baño). Otra recomendación personal es, antes de retirar tu copa haz pipí, de esta manera tus músculos vaginales se relajan y te será mucho más sencillo sacarla.

Esperamos que te sirvan estos tips y cualquier duda o comentario, por favor, ponte en contacto con nosotras.