Nuestro cuerpo se desintoxica eliminado toxinas mediante la sudoración. 

Comúnmente los desodorantes naturales están libres de aluminio y otros químicos, incluyendo parabenos y fragancias artificiales. Las personas con piel sensible o con alergias, pueden usar estos desodorantes disminuyendo o incluso, eliminando, la irritación. Estos productos no bloquean las glándulas sudoríparas, por lo que a diferencia de los anti-transpirantes, nunca dejas de sudar y  tu organismo continuará desintoxicándose naturalmente.

Algunos desodorantes naturales están compuestos de un elemento llamado aluminio de potasio, que es diferente al aluminio comúnmente usado en marcas comerciales; el desodorante natural (alumbre), no impide la sudoración.

ALUMINIO EN ANTI-TRANSPIRANTES.

Muchos de los desodorantes que se ofrecen en el mercado son anti-transpirantes, es decir, detienen la sudoración mediante el uso de aluminio que bloquea las glándulas sudoríparas bajo el brazo. Algunos reportes, han asociado el  aluminio (contenido en los anti-transpirantes) con ciertos tipos de cáncer, enfermedades en los huesos, alzheimer y daños en las funciones motoras; aunque según el Instituto Nacional de Cancerología y la FDA en EU, no hay resultados concluyentes, el tema, continúa sobre la mesa.

¿A DÓNDE SE VAN LAS TOXINAS QUE SON BLOQUEADAS POR LOS ANTITRANSPIRANTES?

Al sistema linfático,  la principal defensa de nuestro organismo contra las infecciones. 

Los desodorantes naturales NO contienen aluminio y en lugar de ello, eliminan el mal olor eliminando a las bacterias que los ocasionan o bien, mediante el uso de plantas y aceites esenciales; tampoco irritan tu piel y no utilizan químicos tóxicos o dañinos para tu organismo.

¿Y tú cómo piensas vivirlo la próxima vez?